Durante todo febrero Villa del Parque sufrió grandes cortes de luz.

6, 7, y hasta 8, días continuos padecieron algunos vecinos la falta de energía en el barrio. La reacción de la gente fue inmediata: cortes en Cuenca y Nagoya, en Nazca y Marcos Sastre y protestas en la plaza Aristóbulo del Valle.

Pasó la ola de calor más grave y la momentánea calma llegó a la mayoría de los barrios porteños ya que el consumo de energía disminuyó con el descenso de temperatura. Pero los cortes demostraron que no están las condiciones preparadas ni para afrontar las temperaturas usuales del verano porteño, y es así cómo la crisis energética salió masivamente al conocimiento de todos.

Si bien se han solucionado las situaciones de un porcentaje de usuarios porteños, la suerte no fue para todos igual. Por ejemplo, en Villa del Parque durante todo febrero hubo grandes problemas con la luz y al cierre de esta edición aún había vecinos que no contaban con el servicio.

Varios damnificados aseguraron que desde la empresa Edesur “se les rieron en la cara” y que la situación es “desesperante”. Al no contar con energía, el perjuicio también pasa a ser económico ya que los afectados deben que tirar la comida que tienen, comprar bebidas, alimentos para comer en el momento, velas y pilas, entre otras cosas. Para colmo, los comerciantes deben cerrar las puertas de sus locales, o trabajar igual pero en muy malas condiciones.

A todo esto, el próximo bimestre llega el aumento de la boleta de luz por la quita de subsidios. Es decir, pagar más por un servicio que va de mal en peor. Una de las formas que se discuten para paliar este problema son los cortes programados, pero el gobierno ya anuncio que no tendrán efecto por lo menos por ahora. El Ministerio de Energía y Minería había anticipado que “no sería necesario” pedirles cortes programados de luz a las distribuidoras EDENOR y EDESUR.

A través de un comunicado se indicó que el Servicio Meteorológico Nacional “postergó las expectativas de altas temperaturas esperadas” para este mes, por lo que no harían falta las interrupciones en el servicio. De todas maneras se registran altas temperaturas, a pesar de los pronósticos.

Mateo Missio
Miembro de ®Climax Ediciones

Comentarios