Los manteros cortan la calle y hacen una olla popular. Por esto cientos de policias se despegaron en la avenida Avellaneda para custodiar el lugar.

Un grupo de 500 manteros volvieron ayer al mediodía a hacer un corte parcial en la avenida Avellaneda y Cuenca, en Flores, en el marco de una “manifestación pacífica” por su desalojo de la zona que incluye la realización de una olla popular en plena calle.

“Continuamos con la manifestación pacífica y estamos haciendo una olla popular porque muchos compañeros se encuentran en una situación económica grave al estar sin trabajar hace cuatro días”,contó Jorge López, delegado del grupo. El hombre calificó la situación de “desesperante” ya que, explicó, “muchos de los trabajadores comen con lo que ganan en el día”.

“En ningún momento se cortó la totalidad de las calles y estamos permitiendo la libre circulación”aseguró López, y señaló que “las autoridades vienen haciendo oídos sordos” para solucionar el conflicto. Es la tercera vez en la semana que los manteros protestan en Flores, la última el martes pasado cuando se enfrentaron con efectivos da la Policía Metropolitana y la Policía Federal de la Ciudad que detuvieron a tres manifestantes.

En ese sentido, hoy el barrio de Flores amaneció “militarizado”, un gran operativo policial se esta desarrollando en este momento en la avenida Avellaneda con carros hidrantes, patrulleros y cerca de 500 policías. El objetivo principal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es que los manteros no se puedan instalar en las veredas, la idea es darle un galpón en la zona de Once para que puedan trabajar. Por esta razón hoy cerca de las 8.30 horas los manteros realizaran una protesta y un posible corte de calles.

Fermin de la Serna

Miembro de ®Climax Ediciones