Se destacaron obras en el Hospital Penitenciario Central, pero alertaron por problemas en baños, cocina, sector de residuos e instalaciones eléctricas, informó el Ministerio Público Fiscal.

El Ministerio Público Fiscal informó que el jueves y el sábado pasado una comisión de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) realizó dos nuevas inspecciones al Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Devoto (Comuna 11).

10785_carcel

La comisión está conformada por el fiscal ad-hoc Fernando Vallone; la coordinadora del Área de Instituciones de Encierro, Bárbara Franco; el abogado Lucas Logioco, y el equipo interdisciplinario integrado por Juan Introzzi y Luciana Virgolini,.

El jueves en el inicio de la recorrida, la comitiva constató el avance de las obras de remodelación del Hospital Penitenciario Central, que fueron ordenadas por el titular del Juzgado Criminal de Instrucción N°5 a raíz de un habeas corpus presentado por la Procuvin en enero y que aún permanece con la prohibición de alojamiento, hasta que el sector se encuentre en condiciones adecuadas para la atención médica, informó el MPF a través de fiscales.gob.

Los representantes de la Procuvin ingresaron al pabellón ubicado en el tercer piso del Módulo 5 del Complejo, en donde advirtieron “graves problemas edilicios en baños, cocina, sector de los residuos e instalaciones eléctricas”.  Allí, se entrevistaron de forma confidencial con la mayoría de las personas alojadas en el sitio: “Las condiciones generales del pabellón, falta de atención médica y de asignación de trabajo fueron algunos de los reclamos recibidos. Varios de los allí detenidos referían, con ironía,  que a ese pabellón se lo llama “Z”, porque es el último en recibir asistencia y atención en todo el Complejo”.

Luego de la inspección, se comunicaron las inquietudes y solicitudes recibidas a cada uno de los jueces que tienen a disposición a las personas allí detenidas. Por otra parte, debido a que al finalizar el monitoreo las autoridades del Complejo “tomaron nota del déficit edilicio del pabellón recorrido -comprometiéndose a iniciar las  obras correspondientes la semana entrante, es decir la que se encuentra en curso-, la Procuvin envió un oficio a la Dirección del Complejo de Devoto para que a la brevedad informe el detalle y la fecha de inicio de las obras. De acuerdo a lo que se responda,  Procuvin prevé fiscalizar el proceso de remodelación, y de no hacerse, realizará las presentaciones pertinentes”.

Este mismo mes, como consecuencia de otra acción de habeas corpus interpuesta por la Procuvin por las condiciones edilicias de los pabellones 2 y 4 de ese módulo, la Dirección del establecimiento se vio obligada a concluir con éxito obras similares para revertir los agravamientos denunciados, agrega el sitio fiscales.gob.

Otra denuncia

En el monitoreo de la Planta 2, nuevamente se constató la presencia de personas alojadas en los llamados ‘retenes’ y en sitios de alojamiento transitorio (SAT). La existencia de esos lugares de detención, que se encuentran en evidente estado de deterioro -los primeros sin siquiera baños, ni agua-, ya habían sido denunciados penalmente por la Procuvin. Por lo tanto, al día siguiente de la inspección, se formuló una nueva denuncia en la que se hace referencia a las condiciones inhumanas que revisten esos sitios.

Ya existía una causa en trámite ante la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°5por el delito de torturas, en la que hay imputadas cuatro autoridades del complejo; en aquella ocasión, se encontró a 5 personas en un retén que no cumplía con las condiciones mínimas de detención. La denuncia posteriormente fue ampliada a otros dos acusados, al hallarse otros cuatro detenidos alojados allí, alertó el MPF.

Represión, presentación judicial y una nueva inspección

El sábado 16 de abril, una nueva comisión de la Procuvin concurrió al penal de Devoto. A Vallone y Logioco se sumaron el fiscal ad hoc José Nebbia y la abogada Cristina Mengarelli. En aquella ocasión se presentaron para recabar pruebas sobre una represión que tuvo lugar el viernes por la noche, de la que la Procuraduría tomó conocimiento a través de un llamado en el que se advirtió que se había producido entre las 20:00 y 21:00 en el Módulo 3 y había causado varios heridos.

La Procuraduría que encabeza Miguel Palazzani denunció el hecho ante el fiscal nacional de turno, Martín Mainardi. La nueva inspección permitió detectar, a través de lo relatado por las personas damnificadas, que alrededor de 60 miembros del cuerpo de requisa del Servicio Penitenciario Federal ingresó al Pabellón N°11 arrojando gas pimienta, disparando balas de goma y golpeando con palos, lo que causó al menos 18 heridos.

Durante las 4 horas que duró la recorrida por la cárcel, los funcionarios de la Procuvin pudieron entrevistar a varios de los internos heridos, que habían sido alojadas en distintos retenes que no reunían las condiciones mínimas de habitabilidad. También se presentaron en el pabellón en el que transcurrió el hecho, para recabar más testimonios. Además, se tomaron fotografías de las lesiones visibles que presentaban varias de las personas heridas y las constancias del libro de guardia médica que las acreditan, todo lo cual servirá de prueba en la investigación en curso. Esos elementos ya fueron aportados a la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 25, en donde continúa la pesquisa.

Juan Castro
Redactor

Comentarios