La cifra corresponde a aquellas familias que posean vivienda propia. Para los que alquilan, los gastos ascienden a $18.298 pesos.

Según indicó la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires,  para que una familia eluda la línea de pobreza, siendo propietaria de su vivienda, necesita obtener un ingreso mensual de aproximadamente 14.770 pesos. De allí se desprende que para satisfacer el gasto promedio, los generadores de ingreso del grupo habitacional debieron reunir poco más de 492 pesos por día para no ser clasificado como pobre.

 

 

 

En el caso de las familias que deben afrontar el costo de un alquiler, el cual se estimó en un valor medio de 3.527 pesos, subió 2,5 por ciento en abril, el umbral de ingreso para no caer debajo de la línea de pobreza se elevó 4,4 por ciento, a 18.298 pesos y 38,2 por ciento en un año. En cambio, en cuanto a la canasta básica alimentaria, que valúa para determinar el umbral de indigencia en la Ciudad, el organismo de estadística del distrito la actualizó para el último mes a poco más de 6.319 pesos, con un promedio diario de 210,65 pesos. Se incrementó 1 por ciento en el mes y 34,6 por ciento en los pasados doce meses.

La brecha de más de tres puntos porcentuales que se registró entre la variación de los umbrales de pobreza e indigencia se explica por el impacto de las actualizaciones de los cuadros tarifarios en agua, que más que se duplicó, al saltar de 88 a 183 pesos; transporte público de pasajeros pasó de 237 a 361 pesos y gas de 55 pesos a casi 162, en comparación con marzo, para el gasto promedio de un hogar tipo.

Fermin de la Serna
Miembro de ®Climax Ediciones

Comentarios