Está cerrada hace seis meses y los vecinos realizaron un video ilustrativo sobre el problema que enfrentan y cómo se están organizando para resolverlo.

Los vecinos denuncian que no hubo cartelería que informe sobre la obra, donde debería figurara el plazo, el monto y la empresa encargada de la obra. “En distintas reuniones que hubo en el barrio con funcionarios del Gobierno de la Ciudad, por otros temas, no se obtuvo ninguna respuesta al consultar por el tema”, indicaron.

“Por el estado de la obra parece que todavía falta mucho para su conclusión y se aprecia que la obra en sí, solo consta de haber cementado las calles internas de la plaza y la colocación de nuevos bancos de cemento, totalmente amorfos, y la destrucción de los históricos bancos de granito apoyados sobre molduras y que constituían un patrimonio y le daban identidad a una plaza centenaria”, explicaron.

Por el contrario, “no se observan ni renovación de juegos infantiles, ni renovación del parquizado, ni luminarias ni ninguna otra obra que justifique tantos meses de plaza cerrada. Solo un espacio bastante grande, también con base de cemento, que algunos vecinos especulaban con que fuera a ser un canil, pero que no se sabe concretamente. Y espacios con cemento donde antes no lo había. Cemento, cemento, y más cemento”, denunciaron.

Esta plaza es un espacio verde público que es muy utilizada y necesaria para los vecinos del barrio y alrededores y permaneció cerrada durante todo el verano, justo la época de mayor actividad. No hay otra plaza con esas características en las cercanías.

Fermin de la Serna
Miembro de ®Climax Ediciones

Comentarios