Además, se anunció un concurso fotográfico que terminará por conformar una edición editorial conjunta con los textos ganadores.

Los cafés forman parte de la idiosincrasia del porteño. Se resuelve el mundo en un cortado o se puede desactivar el plan de juego del Barcelona usando solamente dos sobrecitos de azúcar y un par de palabras. Allí se encuentran los amigos y nacen amores. Y ahora, también, a partir de allí, nacieron historias. El concurso literario “Un café, una historia” finalmente anunció a sus ganadores.

En un acto organizado por la Dirección General Patrimonio, Museos y Casco Histórico se entregaron los diplomas a la treintena de ganadores que se animaron a presentar su trabajo y que fueron reconocidos por su creatividad y su buen gusto a la hora de narrar. El evento tuvo lugar en el Café Tortoni (Avenida de Mayo 825) y, además de la ceremonia de premiación, se presentó el Grupo Musical Federico Pereiro Trío).

Pero allí además se anunció una nueva iniciativa que completa al concurso literario y lo revaloriza: se realizó la apertura del concurso “una imagen, una historia”, una competencia fotográfica cuyos ganadores se unirán a los escritores para generar una edición editorial conjunta. La misma verá la luz a fines de este año y servirá como el broche de oro perfecto para un trabajo de fomento cultural más que destacable.

Los textos elegidos fueron evaluados por un grupo interdisciplinario de integrantes pertenecientes a distintos ámbitos vinculados a la literatura y el patrimonio.

El fomento de la cultura resulta necesario e importante para el desarrollo creativo de los vecinos, es cierto, pero también es una excelente oportunidad para encarar el espacio urbano de una manera atípica: acercarse al café y tomar un cortado, como siempre, pero sin abrir el diario ni mirar la televisión, que siempre está encendida, sino más bien abriendo la cabeza y la imaginación.

Comentarios