Se trata de una veintena de puntos comerciales a cielo abierto en ocho comunas de la ciudad.

Las áreas comerciales de la ciudad son un punto muy importante en el día a día de los vecinos. Allí, se desarrollan los lazos comerciales que hacen fuerte al barrio, pero también funciona como aglutinador social y hasta como paseos diarios. Por eso resulta fundamental que los centros comerciales a cielo abierto estén acondicionados para garantizar su circulación orgánica y su seguridad. Ese compromiso asumió el gobierno porteño hace ya algún tiempo y se acaba de cumplir: se acondicionaron 20 centros comerciales a cielo abierto.

Las obras incluyeron la renovación de veredas, así como también la ampliación de los espacios peatonales y la instalación de señalética. El mobiliario urbano se vio modificado y se pusieron en valor edificios circundantes. Se mejoró la iluminación y también se incrementó el arbolado.

En el eje de un proyecto mayor llamado “escala humana”, la iniciativa busca generar y mejorar espacios de la ciudad para que los vecinos consigan disfrutar más y mejor el espacio público. En total son ocho las comunas beneficiadas por los centros comerciales a cielo abierto reacondicionados. Ellas son la comuna 1, 3, 4, 5, 7, 10, 11 y 15.

Como se dijo, esta iniciativa forma parte de uno de los tantos Compromisos de Gobierno asumidos por la administración de la Ciudad. Todos ellos, desde los asumidos y concretados, pueden revisarse en buenosaires.com.ar/compromisos.

El espacio público es uno de los puntos fundamentales que resulta importante preservar y mejorar para garantizar la armonía y el bienestar de los vecinos en relación con la ciudad. Es importante mejorarlo con acciones concretas. Y los centros comerciales a cielo abierto y su puesta en valor son una de ellas.

Comentarios