Reclaman medidas urgentes en el hospital Tornú. La Defensoría del Pueblo realizó un relevamiento e identificó las problemáticas que requieren solución inmediata, como la reparación de instalaciones pluviales, de sistemas de renovación de aire y de calefacción y refrigeración en distintas áreas.

Colocación de adecuado sistema de ventilación y renovación de aire en las áreas de anatomía patológica y laboratorio de citopatología; reparación y/o recambio de instalación en local de archivo del laboratorio de citopatología; anulación de los locales del “ex lavadero” con equipamientos en desuso, para que los trabajadores no tengan acceso; adecuación del sistema de calefacción y refrigeración en estas áreas. Tales fueron las problemáticas que requieren solución “urgente” identificadas por la Defensoría del Pueblo durante el relevamiento sobre la situación del hospital Tornú.

El Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, visitó las instalaciones del hospital para realizar un informe sobre la problemática detectada en las denuncias públicas presentadas. Así, se clasificaron las falencias en “urgentes”, “importantes”, “moderadas” y/o de “baja importancia”.

Además de las cuestiones “urgentes”, se identificaron problemáticas “importantes” como la necesidad de retirar las estufas que no dispongan del sistema retiro de gases al exterior por medio de ‘tiro balanceado’, de adecuar condiciones generales de los tableros eléctricos, de retirar materiales combustibles en desuso y/o rezago en diferentes áreas y/o locales del hospital, así como identificar los recipientes que son utilizados para la deposición de los líquidos patológicos.

Las denuncias sobre la deficiente situación del Tornú datan desde por lo menos el año pasado, cuando trabajadores y representantes gremiales advirtieron sobre el estado de “abandono” del hospital. En junio último, en tanto, la comunidad convocó a un abrazo a esa institución de Parque Chas, para pedir mejores condiciones para atender a los pacientes.

Durante esa medida, médicos, enfermeros, vecinos y representantes sindicales colgaron un pasacalle con la consigna “En defensa del Hospital Tornú. No al desamparo y no al vaciamiento”. “La situación es crítica, somos un hospital con faltante de camas y problemas estructurales”, dijo por entonces Gabriel Rosenstein, especialista en clínica médica y gastroenterología, médico de la guardia y delegado de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Las denuncias sobre la situación en el Tornú se suman a los casos recientes visibilizados en el hospital Durand, donde las fallas en ascensores casi provocan dos tragedias en los últimos días. Y los Médicos Municipales porteños emitieron luego un duro comunicado dirigido a la ministra de Salud, remarcando las problemáticas del sistema de Salud de la Ciudad en general, que se dan mientras el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta avanza con el polémico Complejo Hospitalario Sur, que implica concentrar cinco hospitales en uno.

Fermin de la Serna

Miembro de ®Climax Ediciones