Vecinos reclaman por una jaula que los deja encerrados. Ya comenzaron con un reclamo a través de la plataforma Hagamos Eco de Greenpeace.

El Parque Rivadavia es, sin dudas, uno de los puntos verdes más importantes de la comuna. Y el ecosistema que allí existe está aunque muchas veces no se le preste atención: los miles y miles de seres vivos que lo habitan conviven a diario con los transeúntes, ciclistas, con los niños que juegan y con los grandes que salen a correr. Y la civilización, muchas veces, sin querer, compromete la vida de otras pequeñas especies: ahora, vecinos de Caballito reclaman por una jaula que deja encerrados a pajaritos del Parque.

Se trata de una jaula ubicada en el extremo sur del pulmón verde. Precisamente, está en la pared del edificio lindante, a la altura de Rosario, casi Doblas. Es un enrejado de protección para los aparatos de Aires Acondicionado de Telefónica y tiene cinco metros por ocho de ancho.

Según precisaron los vecinos del barrio a través de una campaña digital en el portal Hagamos Eco de Greenpeace, “por aquí entran aves como palomas de Monte, torcazas, etc., y quedan atrapadas, sin opción de salir.”

El llamado de atención vía web ha recaudado, al dia de hoy, 3599 firmas en poco más de un mes. Según el sistema de políticas digitales de Greenpeace y su sistema de peticiones, son 4000 las necesarias en una primera instancia para que el pedido empiece a funcionar con más fuerzas.

Mientras tanto, resulta una buena solución estar atento: con la conciencia de que son las autoridades quienes deben colaborar en el problema, no estará de más prestar atención a situaciones que puedan poner en peligro a cualquier ser vivo para, en la medida de las posibilidades, intervenir para dar una mano. En tal caso, tomarse un minuto para investigar y tomar la decisión de firmar el petitorio, también es una buena opción para colaborar.

Comentarios