Allende, un nexo entre la familia y el deporte.

“Allende es un club muy barrial, todos los chicos que vienen acá viven a dos o tres cuadras a la redonda, es muy de vecinos se conocen todos con todos. Es muy difícil que una familia no conozca a la otra” esto nos decía Giuliano a la hora de tener que definir el papel del club en el barrio. Conocido como Allende, el club ubicado en Melincue 4656, ha sido y es un espacio para el crecimiento futbolístico de los vecinos de la zona.  

 

Todos los barrios cuentan con clubes con historia y trascendencia en las grandes ligas del país. Sin embargo, en el afán por contar esas historias, se suele olvidar el primer nexo de los profesionales del fútbol con la pelota. Esta primera relación se desarrolla dentro de los clubes donde juegan los vecinos, compañeritos de curso y amigos.

De este modo, el desarrollo futbolístico de los niños no se da solo desde lo deportivo, sino que va siempre acompañado por un contexto social fraternal caracterizado por la fuerte presencia de las familias del barrio dentro del club. “Nosotros hacemos eventos para acercar a la gente con la institución, karaoke, shows de baile, canto bar, el día del niño se festeja en el club. Es un club muy familiar, buscamos mucho ese nexo con los adultos y los chicos”.

Asimismo, podemos ver un trabajo integral entre el  club, la familia y la pelota. “Trabajamos en la cancha con la transmisión de valores a través de la pelota, destacando lo importante que es tener compromiso, responsabilidad, solidaridad y disciplina. Tanto en los chicos como en los padres, que los traigan, que no falten (…) la escuelita de fútbol es para divertirse, para pasarla bien, a veces vienen los padres que jugaron o que no pudieron jugar y quieren que sus hijos jueguen. Esto es algo que genera mucha presión. A veces las presiones no les hace bien, pero eso también depende de la personalidad del chiquito.”

A pesar de que la actividad principal del club Unión Devoto Social Allende es el fútbol, además de la cancha de fútbol 5, cuenta con una cancha de pelota paleta, un gimnasio, una sala para realizar actividades de elongación y un salón para practicar boxeo que se está construyendo. A su vez cuenta con un espacio importante de comedor con un bufete donde se puede disfrutar de cenas y almuerzos, como también de aperitivos y bebidas.

“Estamos muy contentos con todas las familias que ayudan a que el club siga creciendo, agradecemos que los padres nos confíen a sus chicos, eso facilita el proceso de enseñanza y aprendizaje del chico. La posibilidad de transmitir valores en este espacio, es casi nuestra tarea fundamental”.

Mateo Missio
Miembro de ®Climax Ediciones

Comentarios